Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en Política de cookies

Sala de prensa

Más oportunidades para las personas
English | Català | Castellano 
sábado, 15 de diciembre de 2018
Inicio » Noticias » Exposición: Ellen Auerbach. La mirada intuitiva

Exposición: Ellen Auerbach. La mirada intuitiva

Lérida, 13 de febrero 2003

Berlín, Tel Aviv, Londres y Nueva York. Cuatro hitos en el camino de Ellen Auerbach ( Karlsruhe, Alemania, 1906). A sus casi cien años, la fotógrafa es una de las últimas supervivientes de las llamadas vanguardias históricas. Su obra, nunca antes exhibida de forma retrospectiva en España, se presenta en Lleida bajo el título Ellen Auerbach. La mirada intuitiva. La exposición, organizada y producida por la Fundación “la Caixa”, reúne 84 fotografías en blanco y negro (a excepción de unas pocas, en color) que invitan a recorrer la vasta trayectoria trazada por Ellen Auerbach entre 1929, año en que decidió romper con su pasado y ganarse la vida como fotógrafa en Berlín, y la década de los años sesenta. El recorrido, cronológico, aparece jalonado por los cuatro puntos geográficos en los que se desarrolló su obra. Cierra la exposición un quinto apartado dedicado a los numerosos viajes que realizó entre 1946 y 1959: Mallorca, México, Argentina, Grecia... La muestra es el resultado de un trabajo de investigación que ha permitido reunir varias obras inéditas, y que ha contado con la inestimable ayuda de la propia artista. Las fotografías pertenecen a Ellen Auerbach, y están depositadas como legado en la Akademie der Künste de Berlín.

Ellen Auerbach. La mirada intuitiva, cuya comisaria es Mercedes Valdivieso, podrá verse en el Centro Social y Cultural de la Fundación “la Caixa” de Lleida (Blondel, 3), del 14 de febrero al 20 de abril de 2003.

La obra de Ellen Auerbach está representada en importantes colecciones internacionales, como el Metropolitan Museum de Nueva York, el Museo de Arte de Yokohama y la Berlinische Akademie. Sus fotografías han sido objeto de numerosas exposiciones: Alemania, EE.UU., Canadá, México... En España, sin embargo, su obra no ha sido exhibida con anterioridad, a excepción de algunas imágenes que en 1995 formaron parte de la exposición Las mujeres fotógrafas en la República de Weimar (1919-1933), que tuvo lugar en la Sala Catalunya de la Fundación “la Caixa”. La exposición retrospectiva Ellen Auerbach. La mirada intuitiva ofrece ahora, por vez primera en España, una visión de conjunto de la fructífera obra de la artista.

El recorrido cronológico de la exposición está dividido en cinco ámbitos: los inicios en Berlín (1929-1933), la huida a Palestina (1933-1935), el alto en el camino que supuso Londres (1935-1936), el salto definitivo a Nueva York (1937-1959) y los múltiples viajes que realizó entre 1952 y 1965. A excepción de las fotos que realizó entre 1955 y 1956 en México junto al fotógrafo Eliot Porter y de una serie de obras experimentales, todas las imágenes de la exposición son en blanco y negro.

Los inicios en Berlín
El año 1929 es uno de los más cruciales en la biografía de Ellen Auerbach. Con el firme propósito de ganarse la vida como fotógrafa, la joven de provincias decidió aventurarse en Berlín. La ciudad no sólo le permitió saborear las nuevas libertades que la República de Weimar brindaba a las mujeres (acceso a la universidad y elección de una profesión), sino que le ayudó a romper con las convenciones burguesas a las que estaba ligada como mujer y como judía. Se convirtió así en alumna de Walter Peterhans, precursor de la ‘nueva fotografía’ alemana. Aunque breve (Peterhans tuvo que trasladarse a Dessau para enseñar en la Bauhaus), el aprendizaje fue decisivo en su carrera como fotógrafa. La también alumna Grete Stern adquirió el equipamiento fotográfico de Peterhans y, con un simple “¿quiere compartir el estudio conmigo?”, invitó a Auerbach a convertirse en su socia y amiga.

Los apelativos infantiles de Grete (Ringl) y Ellen (Pit) dieron nombre a ringl+pit, estudio especializado en fotografía publicitaria. La foto Komol, realizada para anunciar un tinte capilar del mismo nombre, obtuvo en 1933 el primer premio de la Deuxième Exposition Internationale de la Photographie et du Cinéma de Bruselas. Pero la incipiente carrera de Auerbach y Stern pronto se vio truncada: a principios de 1933 Hitler fue nombrado canciller, y las dos mujeres, de procedencia judía y con vínculos con la izquierda, se vieron obligadas a abandonar Alemania para siempre.

La exposición reúne varias obras innovadoras de la época de ringl+pit, fruto del trabajo en equipo de las dos socias. Junto a la galardonada Komol se exhiben fotos como Pétrole Hahn (1931), una parodia de la imagen de la ‘mujer nueva’ que difundía la publicidad, El corsé (1929), El huevo de Colón (1930) y Cabeza y guantes (1930), entre otras. Si Grete Stern estaba más interesada en la fotografía experimental y en la disposición formal de los objetos, Ellen Auerbach se decantaba más bien hacia las representaciones de la feminidad y la crítica del estereotipo de mujer difundido por la publicidad y el cine. Es a ella a quien se deben las ideas innovadoras y el toque humorístico y autoirónico que confieren un carácter muy especial a muchas de las fotografías de ringl+pit.

La huida de Berlín
Ellen Auerbach llegó a Palestina en diciembre de 1933 sin tener la más mínima idea de lo que podía ser su futuro personal y profesional. Pronto consiguió trabajar para el Fondo Nacional judío (KKL), y para la Liga de Mujeres Judías (WIZO), pero los encargos dirigidos a promover una Palestina judía estaban muy alejados de los intereses de la fotógrafa. Debido a las revueltas árabes de 1935, el éxito del estudio Ishon, fundado por Ellen y Walter Auerbach poco antes y especializado en fotografía infantil, empezó a decaer, por lo que decidieron abandonar el país. Palestina supuso una ruptura radical respecto a los trabajos berlineses. Si las imágenes de ringl+pit pueden ser calificadas fundamentalmente como fotografías de estudio, centradas en la representación de la identidad, con la emigración estas cuestiones quedan relegadas a un segundo plano, y la fotografía se convierte en ‘ventana’ abierta a la realidad exterior, que la artista intenta captar cuando recorre países y ciudades.

Londres supuso, al igual que para muchos exiliados alemanes, sólo un lugar de tránsito desde el cual abandonar Europa rumbo a Estados Unidos. En la capital británica, Ellen Auerbach conoció a personajes como Bertolt Brecht, también exiliado, al que tuvo la oportunidad de fotografiar (dos de estas imágenes se exhiben en Lleida). La fotógrafa contrajo matrimonio en abril de 1937 con Walter Auerbach (con quien había convivido largos años) como requisito para poder emigrar a EE.UU. En Nueva York, continuó trabajando como ‘fotógrafa de niños’ para asegurarse la subsistencia y, junto a su marido, se introdujo en los círculos de la llamada Escuela de Nueva York (en la exposición puede verse una fotografía de un Willem de Kooning todavía desconocido junto a su esposa, Elaine).

A mediados de la década de los cuarenta, Ellen Auerbach se separa de su marido y, hasta los años sesenta, su vida está marcada por la inquietud y el desarraigo. La fotógrafa realiza varios viajes a México (junto al también fotógrafo Eliot Porter), Argentina, Colombia, Grecia, Mallorca, etcétera, documentados en la presente exposición. Hacia 1965, se ve obligada a abandonar definitivamente la fotografía y trabajar como terapeuta infantil, con el fin de asegurarse la subsistencia.

Junto a fotografías de paisajes y de la naturaleza, la presente exposición reúne imágenes de interiores, arquitectura, escenas de calle, estudios de personas y retratos. Las fotografías de Ellen Auerbach no están ‘construidas’ (a excepción de las realizadas con fines publicitarios en la década de los años treinta), son imágenes que la artista ‘encuentra’ en su entorno y que logra captar en su momento mágico para hacerlas visibles. Su obra y su actitud ante la vida forman una unidad: “Pertenezco a las personas que buscan algo. (...) He notado que busco algo y también he notado que está oculto. (...) No es nada concreto. Y cuando lo encuentro en algún lugar, entonces me siento muy feliz.”


Ellen Auerbach. La mirada intuitiva
Del 14 de febrero al 20 de abril de 2003

Centro Social y Cultural de la Fundación “la Caixa”
Blondel, 3
25002 LLEIDA
www.fundacio.lacaixa.es
Tel.: 902 22 30 40

Horario:
De lunes a sábado, de 10 a 13 y de 17 a 20 h
Domingos y festivos, de 11 a 14 h

Entrada gratuita

www.fundacio.lacaixa.es

Cómo navegar icono_pie - Contáctanos icono_pie - Accesibilidad icono_pie  
©icono_pie Fundación Bancaria Caixa d'Estalvis i Pensions de Barcelona, "la Caixa". 2018. Todos los derechos reservados
Información legal icono_pie- Política de privacidad icono_pie - Política de cookies icono_pie - Fundación Bancaria Caixa d'Estalvis i Pensions de Barcelona, "la Caixa". icono_pie